Informes de la Organización Internacional de Trabajo

El 24 de noviembre la OIT junto con el PNUD presentaron el informe sobre “Trabajo y Familia” en América Latina y el Caribe. Además, Marta Novick, Subsecretaria de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentin presentó frente al Consejo de Administración de la OIT el Informe Nacional sobre el Impacto Social de la Globalización en Argentina.

01 de diciembre de 2009, 12:57.

Informes de la Organización Internacional de Trabajo

Se presentó  en Argentina,  el informe regional "Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social" en América Latina y el Caribe, elaborado conjuntamente por la OIT y el PNUD.

Con este informe, OIT y PNUD buscan contribuir a enfrentar uno de los mayores retos de nuestro tiempo: la conciliación entre vida familiar y personal, y vida laboral. El informe argumenta que es necesario avanzar hacia la conciliación de ambas esferas con corresponsabilidad social, es decir, con el aporte de todos: hombres y mujeres, así como también familias, Estado, mercado y la sociedad en general. Esta es una dimensión clave para promover la igualdad y combatir la pobreza desde el mundo del trabajo, y es un requisito para avanzar hacia la equidad de género. El informe contiene datos sobre la incorporación de las mujeres a la fuerza laboral, análisis de los principales obstáculos para alcanzar la equidad de género, y recomendaciones de políticas.

Para acceder al informe completo haga click aquí.

Por otro lado, el gobierno de Argentina presentó el en la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un informe sobre los desafíos de la globalización a nivel social, las tensiones que el proceso genera en los países en desarrollo y su impacto en el mercado de trabajo, la igualdad social y la pobreza.

El "Informe Nacional sobre el Impacto Social de la Globalización en Argentina" - elaborado por el Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la República Argentina en colaboración con la Oficina de la OIT en Argentina y con el apoyo financiero del gobierno de Francia - va más allá de un mero análisis de los desafíos del país y las políticas aplicadas, y presenta una serie de herramientas teóricas y recomendaciones políticas que pueden servir de ejemplo a los países a la hora de abordar la dimensión social de la globalización.

"El ejemplo argentino es de interés sobretodo por las estrategias diferenciales aplicadas por el país en diferentes períodos para encarar la globalización. Luego de experimentar las consecuencias sociales y económicas basadas en el rol del mercado con escasa autonomía para las políticas nacionales, pasamos de manera abrupta a un modelo de inserción internacional con un contexto macroeconómico sostenible e institucionales laborales sólidas", dijo Marta Novick, Subsecretaria de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina y una de las principales autores del informe.

En efecto, el informe destaca que mientras que en la década del 90 se le otorgó un papel coordinador central al mercado y una escasa importancia al marco institucional -lo cual condujo a la desarticulación entre los niveles social, sectorial y regional-, a partir del 2003 se ha ubicado al pleno empleo y al alivio de la pobreza en el centro de las políticas públicas, promoviendo la articulación sectorial y regional, reestableciendo los vínculos sociales y favoreciendo el desarrollo económico.

Según este informe, que requirió dos años de trabajo, la coordinación de políticas públicas ha contribuido de manera directa a la fuerte recuperación de los principales indicadores del mercado de trabajo en los últimos seis años, tanto en términos del nivel de empleo y su calidad, como del nivel de los ingresos y su distribución.

El informe, cuya idea de elaboración tuvo génesis en el informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización organizada por la OIT en 2004, resalta la importancia de mantener cierta autonomía de las políticas públicas en el marco de la globalización, y subraya la necesidad de articular y coordinar las políticas aplicadas, tanto en el nivel nacional como en el internacional.

En este sentido, el informe hace un repaso de las políticas de empleo, laborales y del mercado de trabajo implementadas desde 2003, que le han permitido a Argentina mitigar los efectos negativos de la globalización y que hoy le otorgan al gobierno un mayor margen de maniobra frente los impactos de la crisis global económica. Entre estas políticas se destaca la sanción de un nuevo marco jurídico para las relaciones laborales, la promoción de la negociación colectiva, la reconstrucción de la inspección del trabajo y el incremento de la capacidad estatal de coordinación de las relaciones laborales.

 "Bienvenido el informe en tiempos en que algunos anuncian el fin de la crisis económica global", dijo Jean Maninat, Director Regional para América Latina y el Caribe. "La crisis puede ser una ventana de oportunidad, pero las ventanas se abren y se cierran. No dejemos que ésta se cierre dejando a millones de seres humanos afuera sin trabajo".

El informe fue presentado en el marco del Consejo de Administración de la OIT ante un público compuesto por representantes de gobiernos, trabajadores, empleadores y miembros de varias misiones diplomáticas en Ginebra. La presentación del informe fue seguida de un panel de discusión del cual también participaron el Director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, Raymond Torres, el representante del Grupo de los Trabajadores, Julio Roberto Gómez Esguerra, y el representante del Grupo de los Empleadores, Dagoberto Lima Godoy.

El informe, que contó con la asesoría técnica del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, también aborda los cambios en el comercio exterior argentino entre 1998 y 2007, en especial la importancia que ha adquirido el mercado chino, y las consecuencias de estos cambios sobre el empleo. Si bien por un lado el informe enfatiza "la liberalización del comercio y su impacto sobre las condiciones de vida de la población", por el otro "hace especial hincapié en la necesidad de que las políticas comerciales se diseñen articuladamente con el resto de las políticas, de tal manera que se potencien sus resultados en términos sociales".

Para acceder a un resumen de dicho informe, haga click aquí.

En caso de no poder descargar los informes, puede solicitarlos escribiendo a itp@uncu.edu.ar