Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Analizan el impacto de la pandemia en la movilidad de la comunidad Universitaria

El Programa de Movilidad Sostenible, perteneciente al Instituto de Ciencias Ambientales, presenta la segunda edición de un informe que busca conocer cómo es el traslado de las personas vinculadas a la UNCUYO durante la pandemia. Es el resultado de una encuesta que se realizó durante todo el mes de mayo y en la cual hubo más de 150 participantes.

01 de julio de 2021, 14:01.

Analizan el impacto de la pandemia en la movilidad de la comunidad Universitaria

Ampliar imagen


Las preguntas centrales estuvieron orientadas a responder sobre cómo y cada cuánto las personas se trasladan por distintas actividades, ya sea por estudio, trabajo en la UNCUYO y fuera de la Universidad, como hacer compras, ocio y cuidado de personas a cargo. En los resultados del trabajo se pudo observar cómo cambiaron los motivos por los que las personas se mueven, las frecuencias y los modos en que lo hacen. Esto se comparó, a su vez, con los datos obtenidos en la 1era Edición, realizada en mayo del 2020. 

Además se observó que las personas aumentaron sus traslados por trabajo o estudio a la UNCUYO, pero más aún por trabajo fuera de la UNCUYO, respecto del año pasado. Los movimientos por ocio y compras también lo hicieron, posiblemente por las menores restricciones. 

Con respecto a los modos de traslado, se observa como tendencia común a todos los motivos, la disminución del uso del transporte público respecto de la situación pre-pandemia e, incluso, en varios casos, de las expectativas que se tenían en mayo de 2020 para el futuro. En contraposición, la opción que más aumenta es la de auto o moto utilizados individualmente y también de modo compartido. El uso del modo a pie y de los modos no motorizados se mantienen en valores bajos, a pesar de que la expectativa a futuro en mayo de 2020 era alta. 

Otro dato destacable es que casi la mitad de las personas respondieron que cambiaron su forma de trasladarse “por miedo al contagio”, lo que explica la disminución de los valores de uso del transporte público. Sin embargo, que la cuarta parte haya incluido la opción “para adquirir hábitos más saludables” no se condice con lo poco que aumentaron las caminatas y el uso de bicicletas, patines y monopatines. 

Si bien muchas personas dijeron conocer la implementación de medidas para incentivar el uso de la bicicleta, es evidente que es preciso alentar el uso de este modo de otras maneras. Al mismo tiempo, es fundamental que se incorporen nuevas medidas de seguridad sanitaria para que las personas vuelvan a confiar en el transporte público y no siga aumentando el uso de modos motorizados individuales, como el auto o la moto.   

Para ver el informe completo, ingresá aquí.