“Este homenaje es una minúscula acción de todo lo que merecen estas luchadoras”

28 de marzo de 2016, 09:03.

Este homenaje es una minúscula acción de todo lo que merecen estas luchadoras

María Assof de Domínguez recibe de manos del Vicerrector el reconocimiento Ampliar imagen


Fueron las palabras del Vicerrector de la UNCUYO en el acto donde se distinguió a las Madres de Plaza de Mayo de Mendoza por su destacada labor a favor de los derechos humanos y su trascendencia en la trayectoria del movimiento de mujeres de América Latina.

En un emotivo acto, la Universidad Nacional de Cuyo, a través del Instituto de Estudios de Género y Mujeres, distinguió a María Assof de Domínguez, Margarita Guerrero de Barrera Oro, y Agustina Elcira Corvalán de Vera. Participaron familiares, amigos, estudiantes, graduados y autoridades universitarias.

Estuvieron presentes el Vicerrector de la Universidad Nacional de Cuyo, Dr. Jorge Barón junto con la Decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Lic. Claudia García, y el Vicedecano de la Facultad de Artes y Diseño, Mgter. Luis Alberto Sarale.

El Vicerrector de la UNCUYO, remarcó que esta ocasión es un momento propicio para que, tanto hombres como mujeres, continúen luchando por la defensa de la igualdad de género. Y particularmente, reconoció la labor de las Madres de Plaza de Mayo, presentes en nuestra provincia: “Las madres fueron las primeras que empezaron a reaccionar, con su voluntad y su actitud pacífica, buscando verdad, justicia. Las madres de plaza de mayo y las nuestras de acá de Mendoza son las que comenzaron esta lucha y la llevan todavía”. Y en relación a esta distinción afirmó: “este homenaje que hace el Instituto de Estudios de Género y Mujeres, no sólo es merecido ampliamente sino que es una minúscula acción de todo lo que merecen estas luchadoras, y que son un ejemplo para todos nosotros”. 

Por su parte, la Vicepresidenta del Instituto de Estudios de Género y Mujeres, Dra. Alejandra Ciriza, hizo mención al mes elegido para realizar este reconocimiento: “Para nosotras es muy importante esta conmemoración porque el mes de marzo es un mes particularmente propicio para pensar la cuestión de la memoria, porque nos parece central articular nuestro presente a nuestro pasado y parte de este pasado tiene que ver con las luchas de las mujeres”. Y en relación a la figura de las madres destacó: “las madres son un emblema de resistencia, de capacidad de lucha, y de perseverancia en la lucha porque no fue una lucha de un solo día. Por eso hoy queremos homenajear a nuestras madres, que encarnan nuestra memoria y pensar que vale la pena seguir luchando por memoria, verdad y justicia”. 

Emocionada y agradecida, María Assof de Domínguez dirigió unas palabras a los presentes en representación del resto de las madres. Recordó especialmente la lucha de todas las madres, en especial de las mendocinas: “hace 38 años que marchamos todos los jueves en la plaza San Martín, al principio estábamos solas pero eso no nos importó. Gracias a Dios, después de 37 años he podido abrazar a mi nieta pero es mucho lo que me han quitado. Faltan muchos nietos por recuperar, ojalá se puedan encontrar muchos más. Muchas gracias por este reconocimiento, la lucha continúa”, destacó María. 

Las madres recibieron, junto con la membresía honoraria, una pieza cerámica diseñada por la artista Anita Lópes. Para continuar con el homenaje, actuó el dúo musical Plana-Martí y las bailarinas Natacha Gabrielli, Marcela Nadal y Laura Morales, quienes interpretaron la obra “Madres” de Vilma Rúpolo. 

Para más información sobre actividades y proyectos del Instituto de Estudios de Género y Mujeres pueden comunicarse al e-mail: idguncuyo@gmail.com